¿El ejército como policía? Correlación de la confianza pública en la policía, el sistema judicial y los militares México en un contexto comparativo

John J. Bailey, Pablo Paras, Dinorah Vargas

Resumen


Las respuestas más comunes al escalamiento percibido del crimen con violencia a través de la mayor parte de América Latina son el aumento del tamaño y los poderes de la policía local y —en la mayoría de los casos incrementar— la participación de las fuerzas armadas para confrontar canto al crimen común como ai organizado. La participación de las fuerzas armadas en la vigilancia doméstica, a su vez, ha generado debates en varios países acerca de los grandes riesgos incurridos, especialmente respecto a violaciones de los derechos humanos. En México el debate se ha visto agudizado por la extensa violencia
vinculada a los conflictos entre organizaciones de narcotráfico y entre éstas y las fuerzas de seguridad del gobierno, en las cuales el ejército y la marina han desempeñado papeles importantes. Con base en la World Values Survey y datos del Barómetro de lasAméricas, examinamos tendencias de la confianza publica en la policía, el sistema judicial y las fuerzas armadas en México entre I990 y 2010.A partir de la encuesta LAPOP 2010 de la Universidad de Vanderbilt comparamos niveles de confianza pública en varios actores sociales, políticos y de gobierno, colocando a México en el más extenso contesto de América Latina. Esu cncuesu también plantea preguntas acerca de lo apropiado de la actuación militar como policía doméstica en la lucha contra el crimen. Aquí preguntamos: ¿Está difundido y generalizado a través de la muestra el apoyo público para empleara los militares como policías? ¿O existen patrones de apoyo y oposición respecto a la opinión pública? Nuestros hallazgos principales fueron: 1) que las fuerzas armadas clasificaron en primer lugar en relación con la confianza, mientras que la confianza en otras instituciones mexicanas tuvo una tendencia negativa entre 2008 y 2010, además la confianza en los militares aumentó ligeramente; 2) los encuestados respondieron que los militares respetan los derechos humanos más que el promedio y susiancialmente más que la policía o el gobierno en general; 3) el apoyo público para los militares en la lucha contra el crimen es fuerte y está distribuido de manera equitativa a través del espectro ideológico y de los grupos sociodemográficos, y 4) los patrones de apoyo surgen con mayor claridad respecto a percepciones, actitudes y juicios de desempeño. A modo de conclusión consideramos algunas de las implicaciones políticasy de política de nuestros hallazgos


Palabras clave


México; ejército; policía; crimen organizado; violaciones a los derechos humanos; fuerzas de seguridad del gobierno

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


©2014 CIDE